Nelly Meruane |  “Estoy en la edad de los nunca”

Nelly Meruane
“Estoy en la edad de los nunca”

Publicado el 18 febrero 1991

De su sangre palestina le viene su afición por el juego. ¿Su humor? Quizá de dónde. Le preguntamos si el hombre debía llegar casto al matrimonio o bastaba con que fuera cauto, y respondió:

-Cauto no más pues.

-¿Y la mujer?

-¡Al holocausto!

Talvez este carácter juguetón conquistó a un hombre diez años más joven, el popular actor argentino Juan Carlos Bistoto, y ambos interrumpieron sus prolongadas solterías al mes de conocerse.

El rostro de Nelly Meruane se ha hecho famoso por sus méritos de actriz, pero muchas cosas suyas permanecen ocultas tras tantos personajes regocijantes y banales. Nacida en 1927, escucharla hablar sin mucho filtro puede convertirse en una hermosa sorpresa.

¿Habla sola?

Sí. Dialogo frecuentemente conmigo, acomodo la vida, modifico lo superfluo, estilizo lo funcional, me entretengo mucho.

¿De qué manera le influye el paso de los años?

Cada día me demoro más en sacarme a la calle, y estoy en la edad de los nunca. “Nunca antes me había caído mal tal cosa”, “nunca antes me desvelaba”, etc…

¿Hay cosas que le faltan a su personalidad y otras que le sobran?

Por supuesto. No ve que soy un ser humano.

¿En qué se parece a su padre?, ¿A su madre?

Yo soy ellos.

Está sola en su casa y entra un hombre desconocido desnudo, ¿Qué hace?

Instintivamente, la estética. Luego: ¿Lo asaltaron?… ¿No? ¿No lo asaltaron? Y… (No sé hasta qué punto un desnudo desconocido podría perturbar mi existencia).

¿Quién cree usted que le libretea las salidas de libreto al Presidente Aylwin?

Nadie, por supuesto. Tiene él la estatura de gran estadista y los grandes como él son capaces de salirse de libreto y mucho más.

¿Respecto a qué materias, personas o grupos le diría a Aylwin: ¡Tenga cuidado, Presidente!?

En relación a los grupos extremistas. Todos queremos lo que él dice siempre: reconciliación y perdón.

¿Qué le enfurece?

La injusticia.

De los socialismos reales, que parecieran en liquidación, ¿qué rescataría para Chile?

La preocupación por las necesidades básicas en forma generalizada: salud, educación, vivienda y recreación.

¿Con quién de sus contemporáneos le gustaría conversar y para saber qué?

Con Gorbachov. Solo para tertuliar con ese hombre que ha cambiado el destino de la humanidad. “Mijail: ¿cómo surgió en ti la perestroika? ¿Cómo has hecho para transformar las relaciones internacionales? Luego también lo reconfortaría en estos difíciles momentos.

¿Qué válvulas de seguridad se permite usted para dejar que escape el exceso de vapor y no reventar?

Una válvula muy pero muy cara: el casino.

Para insuflar alegría a los chilenos, Benjamín Subercaseaux no encontró otra solución que la transfusión de sangre total… ¿Qué piensa?

Un poco de médula también.

¿Qué ha inventado el chileno?

El allegado.

¿Ha sufrido por amor? ¿Cómo lo ha encarado?

He sufrido horrores. Como Cousteau he descendido a lo más profundo del dolor. Lo he encarado aceptándolo, viviéndolo, sin ningún agente paliativo. Así he salido, para volver a comenzar, volver a amar.

El senador Papi ha dicho que a él le gustan los bailes “donde uno siente lo que agarra”. ¿A usted?

Estoy de acuerdo. Nada comparable al baile apretadito sintiendo “esa música”. Hoy día la música daña los tímpanos, el baile es individual, salen dos a la pista y luego no hay más pareja. Salgo con uno y termino en la nada. Nunca más lo veo.

¿Qué sociedad actual le satisface más por la manera como ha resuelto sus problemas sociales, políticos y económicos?

España. Siendo una sociedad desarrollada no está alienada, tiene conciencia de su ser. El consumismo y el Quijote coexisten admirablemente. Los valores permanecen.

Se le está quemando su casa y usted puede rescatar algunas de sus cosas sin riesgo, ¿qué sacaría?

Mi retrato hecho por Claudio Bravo.

¿Qué haría si se le permitiera un año sabático?

Viajar. Para mí es el estado ideal del ser humano.

¿Cómo son sus relaciones con el sentimiento de culpa?

Soy culpógena, dostoiewskiana (Crimen y castigo).

Usted podrá obtener el servicio permanente de uno solo de los siguientes profesionales: masajista, secretario personal, mayordomo, cocinero, sicólogo… empleada doméstica. Escoja.

Al masajista: un perverso placer.

¿Actitud juvenil que le impacienta?

El inconformismo, la individualidad. Tan bien que lo pasábamos nosotros con tan poco. Ahora no hay ilusión.

¿Lo que más le gusta de usted?

Mi sentido del humor.

¿Cuál es el beso que más le gusta? (Responda con prudencia)

Ese, el que tú sabes, cariño.

¿Cómo andan sus relaciones con la cintura y el cinturón?

Muy, muy buenas. Igual que a los 20 años.

¿Qué estrategia, táctica y maniobras empleó para conquistar a su pareja cuando lo conoció?

Él era extranjero y yo me ofrecí para acarrearlo. Y cuando él dijo: “Me gustas mucho, vivamos juntos”, yo contesté: “Me gustas mucho, casémosnos juntos”.

(Nelly Meruane murió el año 2018 a los 90 años)

Ver texto publicado en revista en formato PDF NELLY-MERUANE