Juan Guillermo Vivado |  “Al Senado y luego a La Moneda”

Juan Guillermo Vivado
“Al Senado y luego a La Moneda”

Publicado el 6 mayo 1991

El animador y abogado Juan Guillermo Vivado Portales tiene muy claro que su inclinación por la política –hasta hoy no satisfecha—le viene en la sangre, por ser descendiente directo del histórico ministro Portales. Además pudo influir su padre, Guillermo, periodista, colaborador de medios internacionales. Después de crear el programa 525 líneas y destacarse en otros, como Informe Especial, A propósito!!, en noticieros y musicales, la etapa actual de Juan Guillermo Vivado parece anunciar –sorpresivamente– que estaría naciendo el político, junto con terminar el gobierno de Pinochet. Tiene 41 años.

¿En qué grado le atrae a usted el poder?

En grado bastante superlativo. El poder es una buena oportunidad para realizar solo, todo aquello que se critica acompañado.

¿Cocinar? ¿Hacer el aseo? ¿Hacer las compras? ¿Lavar y planchar? Escoja.

¿Qué clase de tortura es ésta?

¿Alguna vocación suya, señor abogado, se encuentra todavía insatisfecha?

La vocación política. La llevo en la sangre. Soy tataranieto de Diego Portales.

¿Lo menos que le gusta de usted?

Mi tremenda preocupación por el qué dirán.

¿Cuál le parece la persona más atrayente de Chile y por qué?

Acaba de morir: Jaime Guzmán. Desde que lo conocí en la Universidad Católica, en 1968, me sorprendió descubrir a un hombre tan diferente a los demás y con una vida tan ejemplar.

¿Por qué tanta gente joven tiende a la convivencia de pareja y posterga o rechaza el matrimonio?

Por la pérdida paulatina de los valores cristianos; por la carencia de compromiso, y por la ausencia de liderazgos morales que promuevan las virtudes del matrimonio.

¿En qué parte de su programa de gobierno la Concertación parece un poco desmemoriada?

Creo más bien que pecó de omisión al no incorporar en él medidas contra el terrorismo y la violencia. Hubo un error de apreciación al estimar, de buena fe, desde luego, que el solo advenimiento de la democracia bastaba para evitar estas lacras sociales.

Idealmente, ¿en qué tareas se sentiría empleando a fondo sus capacidades, satisfaciendo sus ideales y con el entusiasmo colmado?

Primero en el Senado, después en La Moneda.

Su rasgo de personalidad más fuerte.

Mi optimismo.

¿Qué haría en un año sabático?

Viajaría la mitad del año. En la otra mitad estudiaría un buen proyecto de gobierno.

¿Cambiaría el actual sistema de nulidad matrimonial por una ley de divorcio aprobada por plebiscito?

Es más atrasado que el propio Derecho Canónico. Desde un punto de vista legal –y no moral—creo necesario, al menos, debatir con altura de miras el tema.

¿Por qué siente a veces una envidia bajo control?

Por los que hablan perfectamente inglés.

¿Con qué frase todos los chilenos estaríamos de acuerdo?

¡P’tas la mala cueva!

¿Qué cosas ha inventado el chileno?

El Lunes Santo.

De lo dicho en contra suya, ¿Qué le ha hecho gracia?

Que hasta me acuesto con corbata, pero la verdad es que me la suelto para dormir.

¿Qué rescataría para Chile de los socialismos reales?

La educación barata y la salud gratuita.

¿Sus relaciones con el sentimiento de culpa?

Muy malas. Siempre trato de demostrarme que la culpa no la he tenido yo.

¿Qué válvulas de seguridad se permite para dejar que escape el exceso de vapor y no reventar?

Grito como chino.

¿Errores cometidos por los chilenos como pueblo?

La falta de personalidad en el actuar y en el pensar. Somos muy volubles, cambiantes. Eso nos resta identidad.

¿Qué le pasa cuando se mira al espejo inmediatamente después de saltar de la cama?

Me convenzo de que el espejo es nacional y no belga, como dice mi señora, que fue quien lo compró.

Actitud femenina que lo saca de quicio.

Las mujeres trepadoras.

¿Modelo humano que le atrajo en su adolescencia?

Kennedy.

Perdone la brutalidad de mi pregunta, pero ¿qué cree que ha ganado la humanidad teniéndole a usted?

Todavía no mucho, pero ¡espérese nomás!

(Juan Guillermo Vivado fue elegido concejal de Ñuñoa, por Pacto Chile Vamos RN e Independientes, 2016-2020).  

Ver texto publicado en revista en formato PDF JUAN-GUILLERMO-VIVADO