Hernán Felipe Errázuriz | “Soy casi existencialista”

Hernán Felipe Errázuriz
“Soy casi existencialista”

Publicado el 14 octubre 1990

“Nunca suelto la presa” ha sido la fórmula suya para conseguir lo que se propone. Por eso, aunque todavía le falta un mes para cumplir sólo 45 años, podría morir mañana y su nombre estaría presente en cualquier historia política de los años recientes.

Cadete militar durante su educación media, abogado por la Universidad Católica, estuvo en el Banco de Chile hasta 1974, cuando el régimen militar lo puso como abogado-jefe del Banco Central. Tardó poco en ser su vicepresidente, para seguir como ministro de Minería, secretario general de Gobierno, ¡presidente del Banco Central!, embajador en Washington, y culminar como Canciller de Pinochet hasta los días en que Aylwin se instaló en La Moneda.

¿A usted le gusta más Aylwin cuando sonríe o cuando se enoja?

Cuando sonríe no parece auténtico. No lo he visto enojarse. En realidad me parece caballeroso y amable en sus maneras. Cuando ríe no parece franco.

¿En qué se parecen Aylwin y Pinochet?

Soy admirador del general Pinochet y a él le ha tocado lo más difícil. Ambos se parecen en que son personas de carácter que les ha correspondido un rol histórico más importante que los Presidentes anteriores.

Perdone la brutalidad de mi pregunta: ¿Qué cree que ha ganado la humanidad teniéndolo a usted?

No hay duda que no estoy entre aquéllos que hacen una diferencia para la humanidad y me encantaría conocer a aquéllos con los cuales la humanidad ha ganado. Al final del día somos casi todos del montón.

Hagamos juntos un ejercicio de política ficción: ¿Cuándo cree que Pinochet dejará la jefatura del Ejército? ¿Qué hará después y dónde?

El general Pinochet dejará la jefatura del Ejército cuando perciba que el Ejército puede continuar sin ataques su misión. Parece que falta para eso.

¿En qué condiciones su vida se haría virtualmente intolerable?

Creo que hay una capacidad humana casi ilimitada para adecuarse incluso a lo intolerable.

Si se le permitiera un año sabático, ¿qué haría?

Viajaría por Europa.

De todas las cosas que ha hecho o conseguido (sin contar a su encantadora familia, por favor), ¿qué le ha producido mayor satisfacción?

Haber ayudado a mi madre. Haber contribuido a que el 11 de marzo de 1990 se concretara la normalización democrática. Haber gestionado el término del embargo a la fruta chilena en Estados Unidos.

¿Qué sociedad le gusta más por na manera como ha resuelto sus problemas económicos, políticos y sociales?

La sociedad norteamericana con su constante renovación, en permanente libertad, es un buen modelo para resolver tales problemas.

¿Su peor defecto?

Pasarme películas.

¿Va al cine o a comer a un restaurante sin compañía?

¡Nunca! No tiene sentido.

¿Reconoce a algún ídolo hoy día o lo ha reconocido antes?

No.

De acuerdo con su experiencia, ¿existe un placer físico igualado al que ofrece la sexualidad?

Casi igual, esquiar.

¿Cómo se manifiesta en usted lo sentimental?

Queriendo. Tal vez con introversión más que con extroversión.

¿Se ha sorprendido actuando bajo la influencia de una superstición?

Muchas veces. Hasta tuve una tenida “imbatible”. Lamentablemente se me perdió.

Idealmente, ¿en qué cargo se sentiría colmado en todas sus aspiraciones?

Eso ya pasó.

¿Quién cree usted que le libretea las salidas de libreto al Presidente Aylwin? ¿Boeninger, Enrique Correa, Krauss, otro, nadie?

Correa.

Se ha dicho que un chileno en el extranjero es una tortuga que no acepta separarse de su caparazón. ¿A qué lo atribuye usted?

A que nos pesa sicológicamente nuestra geografía. Hemos nacido aislados por el desierto, la Antártica, la cordillera y el Pacífico, y estamos convencidos de que la Canción Nacional es el himno más lindo del mundo.

¿Se siente capaz de dormir en una casa dentro de un cementerio?

No.

¿Qué diría si Aylwin le pidiera un consejo?

Me parecería insólito. Los democratacristianos solo piden consejos a sus partidarios y aliados.

Divida el trabajo doméstico con su señora y diga qué tarea le gustaría asumir.

No me gustaría asumir ninguna otra que ayudar a mis hijas menores.

¿Qué saldo da el balance de su vida afectiva hasta hoy?

Razonable.

¿Qué tipo de emociones siente cuando en la TV escucha a los siguientes personajes?

Ricardo Lagos: El cálculo

Jaime Guzmán: Versación e inteligencia

Volodia Teitelboim: Anacronismo

Evelyn Matthei: Impetuosa

Eduardo Frei R.: Seriedad

General Contreras: Oscuridad; sería bueno conocer su verdad

Patricio Aylwin: El oficialismo.

Ver texto publicado en revista en formato PDF HERNAN-FELIPE-ERRAZURIZ