El nuevo zoológico | En libertad vigilada

El nuevo zoológico
En libertad vigilada

Dónde ver a los animales más hermosos y escasos del mundo. También los zoológicos que van a la cabeza en el mejor trato a los animales; los que derriban rejas y les otorgan libertad vigilada. 

Por Luis Alberto Ganderats

La libertad vigilada puede ser una buena fórmula de encuentro. Algún día llegarán a entenderse la creciente fauna humana que está en contra de los zoológicos y la otra, que los defiende con entusiasmo. En estas páginas mostramos algunos ejemplos extranjeros que hacen avances en esa dirección. El zoológico puede llegar a ser un lugar en que visitemos a ciertos animales sin sentirnos culpables (ni tampoco correr peligro.) Donde ellos no sean eliminados por otros animales; tampoco por el hombre. Donde las especies amenazadas de extinción encuentren un lugar para vivir y reproducirse, e idealmente ser reinsertadas a la vida natural. Hay que botar muchas  rejas, y darles el espacio que cada uno de ellos necesita para vivir en sociedad. También recrear en los zoológicos los hábitats originales, en los cuales puedan convivir animales distintos que no se ataquen. Así, a lo mejor, el hombre llegará a entender por qué debe proteger la Tierra amenazada, que comparte con estos seres admirables.  

1 Miami Metrozoo

Casi 30 veces más grande que el Zoológico de Santiago, los animales pueden habitar enormes espacios, la mayoría en “libertad vigilada” y no detrás de rejas. Pero también significa que a veces muchos de sus 900 ejemplares desaparecen de la vista de la gente, y que sea necesario avanzar de un parque a otro para ver sus 240 especies. Hay recorridos de tranvías y monorrieles. Es el único zoológico de clima subtropical en el territorio continental de EE.UU., lo cual permite sentirse de viaje por Asia, entre tigres de Bengala, o en Oceanía, con canguros y koalas. Se trata de un gran zoológico desde el punto de vista del tratamiento a los animales, de artística presentación, con zonas de juego, puestos de comida y espectáculos de animales. Ha recibido premios por reproducción de especies raras y en peligro. Se encuentra al sur de Miami. Cómo llegar: Metrorail Dadeland South; después Metrobus Coral Reef MAX hasta el Metrozoo. En auto: Por la 836 West hasta Turnipike South. Siguiendo al Sur, salga por la Exit 16 y pida orientación para llegar al Metrozoo. Horario: 9.30 a 17.30. Entrada: 11,50 dólares. Más fauna en Miami: Miami Zoo, Monkey Jungle y Parrot Jungle and Gardens.

2 Bioparque Temaikèn, Argentina

El más moderno de Sudamérica, con acuario de rango mundial. Su espacio es 7,5 mayor que el de Santiago. Se encuentra a unos 50 km de Buenos Aires, en Belén de Escobar, ciudad donde desde la última semana de septiembre y la primera quincena de octubre se celebra la Fiesta Nacional de la Flor. Los animales de Temaikèn viven libres y vigilados en su hábitat natural. Se le define como bio -parque, y no zoológico, porque reúne en un solo lugar propósitos botánicos, zoológicos, acuario y museo de historia natural. Tiene varios tigres blancos (un macho fue adquirido hace poco por el Zoológico santiaguino), hipopótamos, suricatas de Namibia, antílopes orix del Sahara, amplia fauna patagónica y de la Mesopotamia argentina, 200 especies de aves y una interesante variedad de fauna. Faltan los clásicos elefantes, jirafas y leones. Cómo llegar: Belén de Escobar está comunicada con B. Aires por el Ferrocarril Mitre (ramal Villa Ballester y ramal Tigre), y por la Línea de buses 60, desde Constitución y Plaza Italia. Horario invierno: Martes/domingo, 10 a 18 hrs. Entrada: Adultos, aprox. 5 dólares; niños menores de 10 años, 2 dólares. Más fauna: Zoo de Palermo y de Florencio Varela, prov. de B. Aires.

3 BronxZoo, de N. York

De fácil acceso en metro, con 4.000 animales, una de las mayores colecciones del mundo, y 20 veces más extenso que el de Santiago (100 hectáreas). Tiene muchas especies en peligro que habitan réplicas de sus hábitats naturales. Sobresale por sus réplicas de espacios naturales para gorilas selváticos del Congo, leopardos de los Himalaya y del bosque lluvioso de Asia. Todo esto lo ha hecho uno de las 10 atracciones más populares de todo el país. Ofrece andar en una caravana de camellos por cinco dólares. El Bronx, distrito donde funciona, se encuentra pegado a Manhattan, pero en la parte no isleña, sino continental del Estado de Nueva York. La principal entrada al zoológico se halla en el Bronx River Parkway y Fordham Road. Cómo llegar: Líneas 2 y 5 de metro (subway), hasta East Tremont Ave/West Farms Square. Caminando dos cuadras y media por Boston Road, se llega a la puerta A (Zoo`s Asia.) También existen buses y trenes. Horario: 10-17 hrs. y fines de semana hasta las 17.30 Entrada: Adultos, 14 dólares: niños, 10 dólares (entre 3 y 12 años.) Los miércoles el pago es por donación voluntaria. Más fauna: Central Park Zoo, Manhattan. 

4 Zoológico de Chapultepec, México

Reorganizado por zonas climáticas en los 90, este zoológico de Ciudad de México es hoy uno de los grandes de Sudamérica y de los más visitados, aunque sus dimensiones son modestas: menos de 4 veces el tamaño del zoológico santiaguino. Tiene más de 2 mil individuos, de 250 especies, distribuidos en áreas de bosque templado y litoral; frío y seco (pradera); selva húmeda tropical, y zonas áridas y sabana. Especies exóticas: pandas gigantes, pandas rojos, rinocerontes negros, oso de antifaz, faisán Argos de Borneo, gorilas, tigres y elefantes. Muchas especies nativas: jaguar, ocelote, tarántulas, mono aullador, teporingo o conejo de los volcanes (con la única colonia reproductiva del mundo.) El diseño incorpora los caminos para el visitante, resaltando que todos formamos parte del ecosistema. Cómo llegar: En metro Chapultepec, estaciones Auditorio y Constituyente. Se encuentra en la primera sección del Bosque de Chapultepec, calles de Reforma y Arquímedes, muy cerca de Polanco y La Reforma. Horario: Martes/domingo, 9 a 16.30 hrs. Entrada: Gratuita. Más fauna: Parque Marino Atlantis (Chapultepec); Zoológico Los Coyotes (Coyoacán) y Zoológico San Juan de Aragón (N.O. de C. de México.)

5 Africam Safari, México

A 130 km de Ciudad de México y a 15,5 de Puebla, procura reproducir un parque africano, con animales en semi libertad, sobre un área de 80 has, 16 veces más grande que el zoológico santiaguino. Los visitantes pueden recorrer en su propio auto o en vehículos del zoológico, con guías –de día y de noche–, entre leones, tigres, elefantes, flamencos, hipopótamos, rinocerontes, tortugas, jirafas, armadillos, chimpancés, mandriles, tucanes y osos. En el lugar se reproducen algunas aves en peligro de extinción. Viven unos 3.000 animales de 250 especies, sometidos a un sistema de zoológico moderno, con educación, conservación, investigación y recreación. Existe un área para paseo en lancha y en llamas, espectáculos de elefantes, un museo y área audiovisual educativa. Cómo llegar: Desde Puebla, 130 km al sudeste de C. de México, tomar la carretera a Valsequillo, por 16,5 km. Está poco después del histórico pueblo de San Francisco Totimehuacán. Horario: Abierto de 10 a 17 hrs, los 365 días del año. Consultar por visitas nocturnas. Entrada: Adultos, aprox. 15 dólares; niños, 14. www.africamsafari.com.mx

6 Zoológico de Doue, Francia

Instalado en un área de cavernas naturales, es este un zoológico troglodita y muy moderno a la vez, quizá el más hermoso de Europa, y al lado de los grandes castillos del Loira. Se camina entre bambúes, bananeros, palmeras y bosques de helechos, entre túneles y cascadas. Tiene  sólo 500 animales de 70 especies, elegidos con pinzas entre los más hermosos, raros y en riesgo de extinción: flamencos rosados de Chile, pandas rojos de China, panteras de Sri Lanka, tigres de Sumatra, macacos arborícolas cola de léon de India, jirafas de Nigeria (tuvieron hace poco a los gemelos Bachir y Kimba), pinguinos de Sudáfrica, leopardos de las nieves del Karakorum y leopardos de Persia. Se encuentra en el valle del Loira, junto a Angers, patrimonio de la Humanidad, a 290 km del aeropuerto de Orly. Cómo llegar: La estación de FF.CC. más próxima es la de Saumur, a 20 km de Doue la Fontaine, donde se halla el zoológico, distancia que se cubre por buses que van hasta la vecina Angers. Horario invierno: Verano, de 9 a 17.30; primavera, hasta las 17.00, y en invierno, de 10 a 18.30. Entrada: 15 euros. Niños de 3 a 10 años pagan 9 euros.

7 The Living Desert, California.

El coyote y el correcaminos (ave que se acerca al medio metro de largo), forman parte de este notable zoológico, próximo a Indian Wells. Llamado El Desierto Viviente, quiere interpretar a todos los desiertos del planeta con la presencia viva de 430 animales y la flora más significativa de los cinco continentes. Abarca 125 has, más 350 adicionales, que forman un área protegida. Se realizan visitas diurnas y campamentos nocturnos para ver y escuchar mejor la actividad de lobos, gatos de arena, boas y pinzones. De día –especialmente en las mañanas– nos podemos sumergir en diez distintos ecosistemas de desierto para ver enormes lagartos chuckwalla, antílopes árabes, güepardos, jabalíes verrugosos (de larguísimas patas), pequeños colibríes, dik-diks de Kirk, dromedarios, jirafas, lechuzas, gacelas, y muchos animales en extinción.  Facilidad para padres e impedidos: las muchas rutas pavimentadas del parque permiten el paso de sillas de ruedas y coches de niños. Cómo llegar: El área es servida por el vecino aeropuerto de Palm Spring. A unas 2 horas de carretera están San Diego, Los Ángeles y Tijuana. Horario hasta junio: De 9 a 17 horas. Entrada: 10.95 dólares. Niños, 6.50.   

8 San Diego Zoo

Uno de los zoológicos líderes del mundo, con 4.000 animales de 800 especies, en un área 8 veces más grande que el de Santiago. Los animales preferidos viven en hábitat admirablemente recreados: tigres de Malasia, gorilas, hipopótamos, pandas gigantes, osos polares, koalas. Es posible observar de cerca los dos lagartos más atemorizantes: el dragón de Komodo, que si no aniquila al morder, mata por las toxinas de su saliva, y el Monstruo Gila, venenoso, con su cuerpo lleno de “mostacillas” y una boca infernal. Hasta el 3 de septiembre: la nocturna Fiesta de las Caras, con música, espectáculos, interactividad para niños y paseo de animales con sus entrenadores.

Cómo llegar: Se halla en el centro de San Diego. Horario: Abierto los 365 días, con diferentes horarios. De 9 a 21 hrs. entre el 23 de junio y el 3 de sept. (ingreso hasta las 20); de 9 a 18 hrs. entre 4 y 29 de sept., y de 9 a 17 entre 29 sept. y 14 marzo (ingreso hasta las 16). Entrada: 22.75 dólares; niños, 15.50 (sin derecho a tranvía aéreo, guías, tours ni transporte.) Más fauna: El pase SanDiego 3×1 permite visitar, y usar los servicios de este zoológico, del Sea World y el Wild Animal Park. Vale 107 dólares; niños, 77.

9 Zoológicos chilenos

Zoológico Nacional, Santiago. En 4,8 hás, unos 1.500 animales de 158 especies. Recinto de chimpancés ampliado y pinguinario nuevo. Gran aviario con recorrido interno. Dos tigres blancos (hay menos de 100 en el mundo, todos en cautiverio), hipopótamos, canguros, osos pardos y polares, emús, pudúes, muflones, camellos. chimpancés.Horario: 10 a 17 hrs (lunes cierra.) Entrada: 2.000 pesos; niños, 1.000.

BuinZoo. En 7 hás., declara tener más de 2.000 animales de unas 200 especies. Su serpentario y su acuario son los de mayor cantidad de especies en Chile. Del Amazonas exhibe jaguares, tapires, monos. Recreación de sabana africana. Horario de invierno, 9 a 17.30. Fin de semana, 10 a 19. Panamericana Sur km 32. Metrotren a la puerta.

Parque Zoológico de Quilpué. En 3 has, a 141 km de Santiago y al lado de Viña y Valparaíso, exhibe unos 700 animales, como tigres de Bengala, osos pardos, elefanta asiática, lobos marinos, monos tití orejas de algodón, ciervos axis, alpacas, llamas, zorros, aves exóticas. Horario: 10 a 18 hrs. (cierra lunes) Entrada: 1.500 pesos; niños, 700.

Otro zoológico: ZooConcepción (Nonguén).  

Los mejores y lo mejor

Modernos, por la libertad vigilada en que viven sus animales, en una imitación de sus hábitats, son los zoológicos de Barcelona, el checo Dvur Králové y los ingleses Howletts/Port Lympne. Suele ocurrir, sin embargo, que la libertad y la existencia de matorrales, hacen que los recorridos resulten frustrantes: no es posible ver a muchos animales, y las caminatas cansan.

La Fórmula E. El conservacionista chileno Godofredo Stutzin y otros preocupados de encontrar fórmulas para organizar zoológicos, se ponen de acuerdo en la fórmula de las cinco E: Esparcimiento, estudio, enseñanza, encuentro y encantamiento. Un buen zoológico, dicen, es aquél en que tanto los animales como el público se hallan a gusto dentro de lo zoológicamente posible.

SeaWorld por tres.  Parents, revista para padres que tira 2 millones de ejemplares, escogió en su edición del 17 de julio los 10 acuarios mejores para niños en los Estados Unidos, mediante una encuesta. Tres de ellos fueron los SeaWorld, ubicados en Orlando, San Diego y San Antonio (Texas.), únicos de la lista que son parques marinos. Destacan por los servicios a niños y familias, no sólo por calidad del espectáculo.

Ver texto publicado en revista en formato PDF Los-mejores-zoologicos